Make your own free website on Tripod.com

Home

Nuestros principios
Algo sobre nosotras.......
Psicología
am
Ma eo
Ma Hco
Feng Shui
Pareja y Sexualidad
Reiki
Reflexiones
Sexualidad tantrica
Curso de sexualidad tantrica
Principios del tantra
Beneficios de la practica del Tantra
C.I.B.S.
Principios del tantra

El principio femenino




Todos, hombres y mujeres, llevamos en nuestro interior un el principio femenino en su mas alta expresión, que brota en forma de energía sexual. Esta energía es la fuerza fundamental de la naturaleza. La mujer es su manifestación. La mujer es la encarnación de este poder y a través de ella el hombre consigue superar su condición humana común para alcanzar el éxtasis sexual y espiritual. Se concibe a la mujer como el principio activo, el movimiento sinético de la energía.

En nuestro curso: enseñamos al hombre a venerar la sexualidad de la mujer y a rendirse a su poder ilimitado.




El principio masculino




El aspecto masculino representa la capacidad reproductora de regeneración y recuperación, por eso su símbolo es el falo.

En particular, el hombre debe prolongar el acto sexual, retener el semen y participar en el amor con sensualidad y sensibilidad, para que ambos integrantes de la pareja logren alcanzar la cima en el placer sexual.

Es un viaje corporal, mental y espiritual que permite descubrir un reino trascendental de placer.

De esta forma el juego amoroso convierte la unión en acercamiento místico, en nuestro curso: enseñamos a liberar la espontaneidad de cada amante para enriquecer la relación.




La circulación de la energía




Cuando observamos el símbolo del Tao, (Yin/Yang) podemos ver dos colores opuestos que emergen en un singular movimiento circular. Media parte oscura
y media luminosa del Yin/Yang, representando siempre unas fuerzas iguales y complementarias. Cada lado del símbolo del Tao contiene una pequeña parte de su opuesto, tal como hay una parte del sexo opuesto en cada uno de nosotros. Esto significa que cada uno poseemos las cualidades de ambos sexos.
El Yang sería la parte de la voluntad orientada y del dinamismo. Es movimiento eterno y acción cósmica. Yin, por otro lado es receptivo, de apoyo y magnético. Eternamente estabiliza y su potencialidad es cósmica. Ambos poseen la cualidades necesarias para la creación y la evolución.
En el Tantra lo principal es la unión omnipresente y mística del Yin y el Yang.

El Tantra es una forma de Kundalini Yoga. En Kundalini la energía sexual en la base de la columna se eleva hacia los chacras superiores. Realizándolo, se manifiesta a si misma como la fuerza creativa de una mayor fuerza interna, revelándose como amor más elevado, comprensión simbólica, claridad y éxtasis espiritual.

El Yoga Kundalini destaca el hecho de que el primer chacra, o el de la energía sexual, en la base de la espina dorsal, es la base para todos los demas centros de energía. La energía sexual es la base para la energía de amor, comunicación, vigor mental y estabilidad espiritual.

Tener placer, es entonces una manera de elevar la vibración del cuerpo, mente y espiritu.

Todos los chacras tienen su base en el primero, en la base de la columna.

Una relación verdaderamente holística con el compañero(a) implica relacionarse con el/ella a todos los niveles, sexualmente, amorosamente, mental y espiritualmente.



La circulación de la energía: Amor Sagrado

En el curso, utilizamos los fundamentos principales del taoísmo y tantrismo. La energía sexual esta considerada como nuestra fuerza creativa más poderosa y por ello, aprendiendo a utilizarla convenientemente, alcanzamos la autoiluminación que nos eleva a un plano superior del ser.

El curso "Magia Sexual" está creado en base a una filosofía y un estilo de vida que supone la utilización consciente y creativa de la energía sexual con el fin de traspasar los límites del yo individual.

Liberando esta energía se intensifican las sensaciones de felicidad y el bienestar de cada momento en todos los aspectos de la vida, incluyendo la sexualidad. Aceptando emociones y generando una apertura a las experiencias vitales.

La práctica se realiza mediante diferentes técnicas con el fin de despertar nuestros sentidos y estimularnos física y mentalmente.